Miguel_Ortego
eHealth & Biotech

La COVID-19 acelera la explosión del ‘AI Health Care’

«No hay mal que por bien no venga» en este caso no es del todo aplicable porque lo que ha ocurrido con el coronavirus es inasumible y nunca querríamos que hubiera sucedido, por mucho que queramos buscarle puntos positivos. Sin embargo, es propio de la naturaleza humana avanzar y sobrevivir y para ello hay que sacar bueno de lo malo.

Una de las bondades de la pandemia suponen que la revolución de la Inteligencia Artificial («IA») aplicada a la Sanidad electrónica (eHealth) haya cogido impulso y vaya a acelerarse en gran medida en los próximos años. Entre las muchas capacidades que esta combinación desarrollará, destaca la posibilidad de diagnosticar enfermedades automáticamente, identificar nuevos principios activos que puedan resultar en medicamentos eficaces y, sobre todo, la irrupción de los robots inteligentes en todos los campos de la sanidad.

Recientemente conocíamos como la IA aplicada al diagnóstico por imagen había supuesto una ayuda incuestionable para los facultativos en la gestión de la pandemia. Ahora sabemos que a finales de diciembre de 2019, «BlueDot», una plataforma de IA identificó una anomalía en materia sanitaria en un cluster asiático. El SIA (Sistema de Inteligencia Artificial) registró que en Wuhan (China) se estaban dando un alto número de casos de neumonía que era inusual como publica Wired.

BlueDot está radicado en Toronto (Canadá). Funciona a través de PNL (procesamiento de lenguaje natural) y machine learning con el objetivo de identificar y localizar diseminaciones de enfermedades infecciosas y reportarlas a las autoridades. Pue bien, este SIA identificó la COVID-19 casi diez días antes de que se hiciera oficial la enfermedad (y su nombre) por la OMS.

En esta línea, el gigante del comercio electrónico, Alibaba, ha anunciado el desarrollo de un algoritmo basado en IA capaz de identificar infecciones por coronavirus con casi un cien por cien de precisión. Otra aplicación de la IA en este sentido es el COVID-19 Open Research Dataset.

La IA también se espera que pueda acortar los llamados «plazos de la ciencia». La posibilidad de que SIA puedan resolver modelos a futuro de cómo resultará ésta o aquélla medida o cuáles son los resultados en la población del uso de éste o aquél medicamento, son un valor revolucionario. La capacidad de la IA a través del machine learning es prometedora. Pero si además los SIA pueden resolver el modelo en pocos años o meses mediante una nueva idea ingeniosa y novedosa que jamás se le hubiera ocurrido a un científico-o que hubiera supuesto esperar al final de su carrera de más de 70 años como tal-el salto es exponencial.

En el futuro más cercano la IA y la eHealth trabajarán de la mano para llevar a nuestros médicos y nuestros sistemas sanitarios al «siguiente nivel».

Imagen: FairWarning

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *