Miguel_Ortego
Privacy, Data & Cybersecurity

Ya se puede descargar la ultima versión de iOS y Android que rastrea los contagios por COVID-19

La crisis sanitaria desatada por la COVID-19 ha llevado a las grandes compañías tecnológicas a buscar soluciones que puedan ayudar a la contención y control de su expansión. El proyecto conjunto de Google y Apple para rastrear individuos contagiados por coronavirus, «Contact Tracing Framework» («CTF»), ya está disponible a través de la actualizaciones de iOS y Android.

Hace unas semanas, Google y Apple anunciaban que comenzaba a trabajar juntas para desarrollar, un sistema de rastreo de individuos contagiados por coronavirus de tal forma que otros individuos pudieran recibir un aviso de haber estado en contacto con los contagiados. Este proyecto de las dos grandes tecnológicas, que por primera vez trabajan conjuntamente, tiene como objetivo contener la expansión de la enfermedad y suministrar datos a las autoridades para su control.

Particular interés en materia de protección de datos es el hecho de que las compañías han asegurado que no se emplearán datos de geolocalización, sino que la tecnología implicada será Bluetooth; y que, una vez obtenida a través del dispositivo móvil, ésta se enviará a «la nube» de manera encriptada-de extremo a extremo- garantizando de esta manera la protección de los datos. A través de esta API, las aplicaciones de las autoridades públicas de salud pueden acceder a esta información.

A diferencia de otras aplicaciones, como aquellas encargadas por el Gobierno español al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (dentro del proyecto denominado «DataCOVID»), CTF no puede descargarse de ninguna store; simplemente se activa con una nueva actualización de los sistemas operativos de los smartphones, iOS en Apple y Android en Google, que ya están disponibles para su descarga.

En la ultima actualización del sistema operativo de Apple para dispositivos móviles (la 13.5), que desde hoy está disponible, se nos informa de que a través de ella (i) se acelera el sistema de acceso al movil a través de Face ID, particularmente cuando se está utilizando una mascarilla (que a muchos le habrá dado multiples quebraderos de cabeza el desbloqueo del móvil con ella); y (ii), sobre todo, la esperada API de Notificación de Exposición para apoyar el control y rastreo de contactos por COVID-19 (CTF).

Una vez activada en el apartado de «Salud» (dentro de ajustes), el teléfono empieza a intercambiar de manera aleatoria IDs con otros dispositivos mediante Bluetooth. Esta información es alojada en el dispositivo durante 14 días y, una vez compartida con las apps de las autoridades sanitarias, se puede informar al usuario de que ha podido estar expuesto a la COVID-19. Además, aquellos que hayan sufrido la enfermedad pueden elegir voluntariamente que esta información se comparta anónimamente con otros dispositivos para que otro sepan que han estado expuestos al virus.

Aunque parece que en España tendemos que esperar para poder hacer uso de ella. Así lo pueden comprobar aquellos usuarios que descarguen la nueva versión 13.5 de iOS.

Miguel_Ortego
Fuente: Captura propia de un iPhone XS

También se mejora el sistema de mosaico (o pantallas) de FaceTime, así como la mejora de agujeros y fallos. En general, toda una actualización pensada por y para la COVID-19.

Para mejorar el desbloqueo del iPhone con el sistema FaceID cuando se lleva una mascarilla puesta, la nueva versión de iOS directamente te presenta el campo de la contraseña al detectar que llevas la protección en la cara, sin tener que esperar a que cargue todo el proceso de autenticación de FaceID y te devuelva el resultado de error. Esta facilidad también se extrapola a otras herramientas que funcionan con FaceID como App Store, Apple Books, o Apple Pay.

Imagen: Computerhoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *