Miguel_Ortego
Unión Europea y Mercado Digital

Luz verde del Parlamento europeo a la Digital Services Act

El Parlamento europeo ha aprobado el texto de la denominada «DSA» o «Digital Services Act» (que no deja de ser una propuesta de Reglamento de la Unión Europea [UE], relativo a un mercado único de servicios digitales [Ley de servicios digitales] y por el que se modifica la Directiva 2000/31/CE). En los próximos días el texto aprobado estará disponible aquí.

A partir de aquí, la presidencia de turno de la UE (la francesa) deberá iniciar las negociaciones con los Estados miembros, iniciándose la fase de los denominados «trílogos«; una manera de concluir rápidamente el procedimiento legislativo en la UE y que implica un diálogo a tres bandas ( entre el Consejo, el Parlamento y la Comisión).

Entre las modificaciones que ha introducido el Parlamento europeo sobre el texto propuesto, podemos destacar las siguientes (todas las enmiendas propuestas de manera previa a la votación están disponibles aquí):

1ª.- Una exención a las micro y pequeñas empresas de ciertas obligaciones de DSA;

2ª.- Publicidad dirigida: el texto adoptado prevé opciones más transparentes e informadas para los destinatarios de los servicios digitales, incluida información sobre cómo se monetizarán sus datos. Rechazar el consentimiento no será más difícil ni consumirá más tiempo para el receptor que darlo. Si se niega o retira su consentimiento, los destinatarios tendrán otras opciones para acceder a la plataforma en línea, incluidas «opciones basadas en publicidad sin seguimiento»;

3ª.– Se prohibirán las técnicas de focalización o amplificación que involucren datos de menores con el fin de mostrar anuncios, así como la focalización en individuos sobre la base de categorías especiales de datos que permitan la focalización en grupos vulnerables;

4ª.- Implementación de un sistema de compensación: los destinatarios de los servicios digitales y las organizaciones que los representan deben poder solicitar reparación por cualquier daño resultante de las plataformas que no respetan sus obligaciones de diligencia debida;

5ª.– Debe de prohibición de la posibilidad de que las plataformas en línea utilicen técnicas engañosas o «de empujón» para influir en el comportamiento de los usuarios a través de «patrones oscuros»;

6ª.- Más opciones en la clasificación basada en algoritmos: las grandes plataformas («VLOP» por sus siglas en inglés) deben proporcionar al menos un sistema de recomendación que no se base en perfiles; y

7ª.- La necesidad de que los proveedores respeten en sus términos y condiciones la libertad de expresión y la libertad y pluralismo de los medios de comunicación, así como una nueva disposición sobre el derecho a usar y pagar servicios digitales de forma anónima.

En general, la DSA trata de definir las responsabilidades (que han de estar claras) para los proveedores de servicios intermediarios y, en particular, las plataformas en línea, como las redes sociales y los mercados. También incorpora medidas para contrarrestar productos, servicios y contenidos ilegales en línea, incluidos procedimientos claramente definidos para eliminarlos (notice and take down procedures).

Se trata de un mecanismo de «aviso y acción», así como salvaguardas, para la eliminación de productos, servicios o contenidos ilegales en línea. Los proveedores de servicios de hospedaje deben actuar al recibir tal notificación “sin demoras indebidas, teniendo en cuenta el tipo de contenido ilegal que se notifica y la urgencia de tomar medidas”. Los eurodiputados también incluyeron salvaguardias más estrictas para garantizar que las notificaciones se procesen de manera no arbitraria y no discriminatoria y con respeto por los derechos fundamentales, incluida la libertad de expresión.

De la misma manera, la DSA incorpora más opciones para favorecer la publicidad sin seguimiento y la prohibición de usar los datos de un menor para anuncios dirigidos. Asimismo, los destinatarios de los servicios tendrán derecho a solicitar una indemnización por daños y perjuicios y las evaluaciones de riesgo serán obligatorias.

También se busca incrementar la transparencia sobre los algoritmos para combatir el contenido dañino, ilegal y la desinformación. Y los online markets o mercados en línea deben garantizar que los consumidores puedan comprar productos seguros en línea, lo que refuerza la obligación de rastrear a los comerciantes (el principio «Conozca a su cliente comercial«).

Por último se recogen obligaciones especiales para las plataformas muy grandes debido a los riesgos particulares que plantean con respecto a la difusión de contenido ilegal y dañino. La DSA tratará de abordar el contenido dañino y la difusión de desinformación al incluir disposiciones sobre evaluaciones de riesgos obligatorias, medidas de mitigación de riesgos, auditorías independientes y la transparencia de los llamados «sistemas de recomendación» (algoritmos que determinan qué los usuarios ven).

Imagen: European Parliament News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *