Miguel_Ortego
International Litigation

El art. 7.2 RBI bis como criterio de atribución de competencia internacional en situaciones de abuso de posición de dominio

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea («TJUE») aclara en el asunto Wikingerhof GmbH & Co. KG c. Booking.com BV (C-59/19) que la competencia judicial internacional («CJI») respecto de una acción legal por abuso de posición de dominio entre Estados miembros de la Unión Europea («UE») puede determinarse conforme al artículo 7.2 del Reglamento 1215/2012 («RBI bis»), incluso en el caso de que exista sumisión contractual de las partes siempre que no resulte imprescindible interpretar el contrato para ello (como ocurre en un asunto de esta naturaleza).

El litio enfrentaba a Wikingerhof GmbH & Co. KG («Wikingerhof»), una sociedad con domicilio en Alemania que regenta un hotel en un Land de dicho país, y al portal de reservas de alojamiento online Booking.com («Booking»), con domicilio en Holanda. Ambas sociedades firmaron un contrato-tipo en 2009 que se fue modificando en diversas ocasiones. En la última, ocurrida el 25 de junio de 2015, Wikingerhof se opuso a la inclusión en el contrato de ciertas condiciones generales, si bien finalmente se vio obligada a firmar el documento dada la posición de dominio que ocupa en el mercado de los servicios de intermediación y reservas de alojamiento que ocupa Booking. En dicho contrato se recogía una cláusula de sumisión expresa a los tribunales holandeses para cualquier litigio que pudiera surgir.

Mas tarde surgió el conflicto cuando Wikingerhof se vio obligada a demandar a Booking para que esta última retirase la mención «precio más ventajoso» o «precio reducido» que incorporaba, sin consentimiento de la primera, junto a los precios de alojamiento en la plataforma de Booking donde se publicitaban. También reclamaba la abusividad de la comisión de la plataforma (superior al 15%) y que la compañía holandesa le privaba del acceso a los datos de contacto que sus socios contractuales facilitaban a dicha plataforma. En primera instancia (Tribunal Regional de lo Civil y Penal de Kiel) se estimaron las pretensiones de Booking que alegaba falta de competencia judicial por entender que ésta se correspondía con la acordada por las partes contractualmente (Holanda). Dicha sentencia fue confirmada en apelación, el Oberlandesgericht Schleswing consideró que no era competente (incluso aplicando el art. 7 del RBI bis).

En casación ante el Bundesgerichtshof, en primer lugar se descartó la competencia en base a la cláusula de sumisión expresa (art. 25 RBI bis) al entender que el contrato no se celebró conforme a Derecho, pues se abuso de la posición de dominio para imponer unas cláusulas contractuales no consentidas libremente (§17). En segundo lugar apreció el error del tribunal a quo en la determinación de la competencia judicial internacional al entender equivocada la no atribulación de competencia conforme al art. 7.2 RBI bis. En este sentido, recuerda que, una acción legal está comprendida en materia delictual o cuasidelictual (art. 7.2 RBI bis) cuando versa sobre responsabilidad civil o medidas de cesación fundados en el hecho de que la conducta criticada constituye un abuso de posición de dominio (§16 y STJUE de 5 de julio de 2018, asunto flyLAL-Lithuanian Airlines- c. Starptautiskā lidosta “Rīga”, et al., C-27/17). Y presentó una cuestión prejudicial ante el TJUE.

La cuestión prejudicial presentada se basa, en síntesis, en conocer si el art. 7.2 RBI bis es válido como criterio de atribución de la CJI en el marco de un litigio cuyo objeto es la cesación de determinados actos que ocurren dentro de una relación contractual, en base a un presunto abuso de posición de dominio (art. 102 TFUE). Para resolverlo, el TJUE recuerda que los criterios de CJI del RBI bis en materia contractual y extracontractual (arts. 7.1 y 7.2, respectivamente) deben interpretarse de manera autónoma (§25) y restrictivamente como reglas especiales que son (§26). Asimismo, que el concepto de «materia delictual o cuasidelictual» del art. 7.2 es, en suma, toda aquella pretensión que no esté relacionada directamente con el clausurado del contrato (§23 y SSTJUE en asuntos Athanasios KalfelisC189/87– §18; Helg Löber c. Barclays BankC-304/17-§19; y Petra Engler c. Janus Versand GmbHC-27/02-§51), para lo cual el tribunal debe comprobar si las pretensiones del demandante son, independientemente de la calificación en Derecho nacional, de naturaleza contractual o extracontractual (§30).

Será materia contractual (art. 7.1 ) si «la interpretación del contrato que une al demandado con el demandante resulta indispensable para determinar la licitud o, por el contrario, la ilicitud del comportamiento imputado a primero por el segundo» (§32 y STJUE de 13 de marzo de 2014, asunto Marc Brogsitter c. Fabrication de Montres Normandes EURL et al., C-548/12). O será extracontractual «cuando el demandante invoca, en su demanda, las normas sobre responsabilidad delictual o cuasidelictual, a saber, el incumplimiento de una obligación impuesta por la ley y no resulta indispensable examinar el contenido del contrato celebrado con el demandante para apreciar el carácter lícito o ilícito del comportamiento reprochado a este último, por tratarse de una obligación que se impone al demandado con independencia de dicho contrato» (§33).

Esta tesitura, haciendo suyas las conclusiones del Abogado General (§122-123), la determinación de la eventual ilicitud de las prácticas de Booking en el marco de un posible abuso de la posición de dominio que ocupa en el mercado de la intermediación digital de las reservas turísticas, «no es indispensable interpretar el contrato que vincula a las partes en el litigio», de lo que resulta que la acción de Wikingerhof en el presente caso (basado en el abuso de posición de dominio) está comprendida en el art. 7.2 BBI bis (§35-36). Por tanto, el tribunal competente será aquel que se corresponda con el mercado afectado por el supuesto comportamiento contrario a la competencia, como el más apto para dirimir el asunto, especialmente para obtener o evaluar las pruebas procedentes al efecto (§37).

Fuente: Kayak

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *